#educaresserfeliz Carta a mis alumnos

Etiquetas

A todos los alumnos que pasaron por mis aulas, a los que están ahora y a los que estarán en el futuro. A todos vosotros va dedicada esta entrada.

Es una pena que vivamos en un mundo donde la educación ha perdido el norte, porque fuisteis, sois y seréis meros números mientras la situación no cambie. Habéis vivido la tensión de estudiar los exámenes, esperar para recibir la nota y llorar cuando no salía bien. También habéis suspirado cuando la nota era buena, pero habéis vivido una etapa que debería estar destinada a jugar y a pasarlo bien con una presión que no os corresponde. ¡Ánimo! Saldréis adelante, lo sé. Al menos la mayoría de vosotros.

Siempre nos centramos en lo malo, siempre en las cosas que no podemos arreglar, siempre en lo que otros equivocan. Hoy os pido que cambiemos esta forma de pensar: ¡sed felices! Olvidaos de los malos rollos, disfrutad vuestra infancia, vuestra adolescencia, coged lo mejor de cada persona, de cada maestro, de cada compañero y no os fijéis en sus cosas malas. Lo que no os interese, dejadlo.

Es cierto que se os pide más que a los adultos, que no se os pasa ni un desliz. Es cierto que la escuela, los deberes, los exámenes, las extraescolares… son demasiado, a veces. Todo eso es cierto, pero también es cierto que debéis esforzaros. No por aprobar y sacar un 7 o un 8, o sacar un positivo aquí o allí. Debéis esforzaos para aprovechar cada oportunidad que se os presente de vivir la vida, de aprender las cosas maravillosas que ofrece y para saber que todo eso tiene un lado oscuro que debéis conocer, para no caer en él.

Os lo vuelvo a repetir: ¡sed felices! No dejéis que nada os estropeé la felicidad y sabed que, para que vosotros podáis ser, tenéis que permitir que los que están a vuestro alrededor también lo sean.

Tenéis en vuestro interior un potencial que no puede medirse. El día que os deis cuenta de vuestra fuerza, el mundo entero temblará con vuestro poder.

Con mucho carino. El Maestro Sridêr.

Nada es lo que parece

Etiquetas

Hace unos días dejé un pequeño mensaje en Facebook. No tenía ninguna segunda intención, sólo usar ese mensaje como válvula de escape; el estrés es a veces muy peligroso. “No sé si habré equivocado la profesión”. Muchos de mis amigos contestaron aquel mensaje, dándome ánimos o, incluso, diciéndome lo buen maestro que soy, o lo mucho que estoy trabajando en el buen camino. No pretendía nada de eso, pero lo agradezco desde lo más profundo. Y es que, creo, la mayoría de ellos no entendió lo que quise decir.

Nunca dudé, no he dudado hasta la fecha, que ser maestro es mi profesión; nunca pretendí decir eso. Lo que quise expresar con este comentario, es que, tal vez, no tenga que aguantar ciertas cosas que todos los docentes aguantamos más de una vez en clase. Yo aguanto los gritos, el ruido, la falta de esfuerzo… es más, no los aguanto. Es parte de mi profesión, pero lo que me cuesta trabajo digerir son los insultos, las peleas, las intrigas… y, por desgracia, están cada vez más presentes en las clases. Ese era mi velado grito de socorro, mi queja, mi anhelo.

No es nada grave, no ahora, pero no puedo evitar pensar, que algo no hacemos bien cuando esto es tan habitual. Como siempre digo, no me hagáis mucho caso, no hablo yo, lo hace mi estrés.

Sigo en la brecha, pero este tipo de cosas hacen mi trabajo un poco más amargo.

Siempre divagando, siempre dándole al coco.

Pedro Camacho.

#ABPmooc_INTEF Aprendizaje Basado en Proyectos

Etiquetas

Acabo de empezar a realizar este curso MooC que tiene bastante buena pinta. Me he decidido a empezarlo porque uno de sus maestros, Fernando Trujillo, y su trabajo fueronculpables, en parte, de que yo iniciara mi andadura en este mundo de los Proyectos Eductativos Integrados.

Pretendo conseguir dos cosas: aprender todo lo que pueda y, dar a conocer mi propia experiencia. Espero poder dedicarle el tiempo necesario -no tengo demasiado- y conseguirlo.

Caballero de Dragón: Audiolibro

Etiquetas

,

Buenas noches.

Este año, con mi Escuela de Caballeros y Damas del Dragón, mi vida ha dado un vuelco mayor de lo nunca pensé. Un cambio que ha afectado no sólo a mi forma de dar clase, sino a mi forma de entender mi universo literario. La primera afectada ha sido mi novela: Caballero de Dragón. Dentro de poco espero poder ofrecer una nueva edicióne en papel, una nueva edición en digital con ilustraciones nuevas y, dentro de muy poco, una versión en audiolibro de la que estoy muy orgulloso.

Desde el momento en el que salgan estas nuevas ediciones, Caballero de Dragón pasará a llamarse: El Caballero del Santo Reino, que será la primera novela de una larga saga (espero) titulada Escuela de Caballeros y Damas del Dragón. En septiembre espero tener novedades al respecto.

Volviendo pues al audiolibro, puedo deciros que extrena esta nueva fase: El Caballero del Santo Reino podrá comprarse dentro de no mucho en formato de audio. Y tengo que confesaros algo: La narración y producción que Jesús B. Viclhes ha hecho con este trabajo es espectacular. He redescubierto la historia de Elena y Ángel de los Santos hasta tal punto, que a veces creo que se trata de la obra de otro escritor.

Está mal que yo lo diga, pero la conjunción de Vilches con mi obra ha dado como resultado una auténtica maravilla. Y, para que os deis cuenta de que no exagero, os dejo el capítulo 1 de la novela para que podáis disfrutarlo. Los que vienen después son aún mejores. Espero que os guste.

P.D. La versión en MP3 tiene aún más calidad que la que os muestro aquí, que ha perdido un poco al subirla a YouTube.