CoverSynopsis

For no apparent reason, the father of eighteen-year-old Marian Fairfax is brutally murdered and she is plunged into a terrifying world of violence. Aided by an ex-SAS soldier, she attempts to discover who caused her father’s death, and why. She also has to stay alive – no mean feat under the circumstances.

An inheritance, sapphire jewels left to her by her mother, takes on a startling significance when she discovers that the death of her father is directly related to their existence.

Someone will stop at nothing to obtain the jewelry, and Marian herself, in order to learn their mysterious secrets.

 

About the author

Mark Patrick is an Englishman who has lived in the south of Spain for the last 39 years. He is married to a Spanish lady and has three children. His hobbies include; reading, writing and listening to music. As far as his reading goes he devours everything from biographies to detective fiction. Music can be anything from Mozart or Bach to jazz vocal: Ella, Billie, or any of the more modern vocalists. Writing takes up much of his time. He is engaged on his series ‘Chronicles of the White Tower’, and is also researching a book about the great jazz vocalists – which, with luck, will be finished in a couple of years. He is also writing a science fiction adventure novel, which is progressing – slowly. His website is: http://www.markpatrick.net. (Amazon.es)

 

My Review

Legacy is the book 4 of a great fantasy saga. In this volume, Mark Patrick jumps into the abyss and bring us back two marvelous stories in just one novel.

On the one hand, we will go on with Mary Anne’s story, knowing more about her and the Order of the White Tower. On the other hand, we will live a detective’s story with crimes, chasings, betrayals…

These are the ingredients of a novel with an easy-to-read prose, full of hidden and not so hidden references to the language uses, the English culture and musical lore. There is a bunch of good characters, well characterized that are the perfect counterparts for Marian, the wonderful starring of this story. Mark Patrick is able to put us in the skin of this attractive young woman, making us wanted to know everything about her past, present and future life.

One of the virtues of the novel is that it will achieve that the reader does not stop reading until he/she reaches the final words: The End.

To sum up: Mark Patrick has raised the bar a bit more in his series of the White Tower. I am looking forward to read the next one and knowing a bit more about his great personal universe.

 Reseña en español

Legacy es el cuarto libro de una gran saga de fantasía. En este volumen, Mark Patrick se lanza al vacío para traernos dos historias maravillosas en sólo una novela.

Por un lado, seguiremos con la historia de Marie Anne, conociendo algo más sobre ella y sobre la Orden de la Torre Blanca. Por otro lado, viviremos una historia detectivesca con crímenes, persecuciones, traiciones…

Estos son los ingredientes de una novela de fácil lectura, llena de referencias ocultas y no tanto sobre los usos del lenguaje, la cultura inglesa y el mundo de la música. Hay un puñado de buenos personajes, bien caracterizados, que son contraparte perfecta de Marian, la espectacular protagonista de esta historia. Mark Patrick es capaz de ponernos en la piel de esta atractiva y joven mujer, haciendo que queramos saber todo de su vida pasada, presente y futura.

Una de las virtudes de la novela es que conseguirá que el lector no para de leer hasta que llegue a las palabras finales: Fin.

Resumiendo: Mark Patrick ha subido el listón un poco más en su serie de la Torre Blanca. Estoy deseando leer el próximo y saber un poco más sobre su gran universo personal.

El futuro de nuestras letras está asegurado. Estos siete relatos ganadores son diferentes y, cada uno en su estilo, fáciles de leer y muy entretenidos.  A mí, particularmente, los que más me han gustado son: Blue Death y El juego. Por su agilidad, imaginación y buen hacer.

Sin embargo, y si algo tienen todos estos relatos en común es lo que dicen de sus autores: jóvenes preparados, a los que les gusta escribir y consiguen hacerlo de una forma muy meritoria.

Un buen libro de relatos que se lee en un suspiro.

II Certamen de relato breve IES Alyanub

Portada

Discurso de fin de curso

Publicado: 24 junio, 2016 en Colegio, Educación, Noticias, Personal
Etiquetas:

Comparto con vosotros y con mis alumnos el discurso de graduación que les dediqué el 20 de junio.

Gracias.

 

 

Si los niñLogo de Círculo de Bardos - PNG - definitivo.os fueran al colegio con la mitad de azúcar en su organismo de la que llevan ahora… Así quería empezar mi reflexión final de año, y así la empiezo.

                En septiembre de 2015 comenzaba este año escolar como tutor de una clase de 6º de primaria. No me lo esperaba, pero tampoco me disgustó, me gusta trabajar con niños y niñas mayores (seamos correctos con la administración por una vez) y después de cinco años en primer ciclo de primaria, fue un cambio agradable. Fue un trimestre de adaptación, un maestro nuevo siempre es difícil. Para mí también fue complicado, empezaba el máster en estudios ingleses (aún estoy con él, aunque la cosa va bien) y empezaba a comer bien para perder unos kilos. Todo ha funcionado bien. La clase y yo  empastamos bien, el máster siguió viento en popa y perdí diez o doce kilos.

                Y, entonces, con el final del segundo trimestre, llegó la segunda temporada del Ministerio del Tiempo… y mi mundo y el de mi clase cambió. Inicié el MdT. Tiempo de Cambio, y con él, mi clase y yo nos revolucionamos y descubrimos un nuevo mundo de aprender. Una pena que no pudiéramos empezar antes, habríamos disfrutado más. Pero más vale un trimestre que nada; mis alumnos y yo, creo, que lo hemos agradecido.

                Después de cuatro misiones (ya sabéis que podéis seguir la evolución en esta web y en mi canal de YouTube), he aprendido muchas cosas:

  • Tratamos a los niños como estúpidos (desde las instituciones, desde las editoriales…)
  • Es fácil motivar a los estudiantes; sólo hay que tener ganas
  • Los niños están sobreazucarados, y muchos de ellos son adictos al azúcar. Esto implica sobreexcitación, falta de atención, violencia…
  • Los niños (me refiero a ambos sexos) se acuestan tarde, duermen poco, y ven la televisión sin control, así como internet…
  • Los españoles no sabemos trabajar en equipo
  • Todos y cada uno de mis alumnos tienen un potencial enorme
  • Necesitan que los maestros los queramos y se lo demostremos tratándolos con respeto y proponiéndole retos.
  • Les encanta leer y escribir (si sabemos proponerle las actividades adecuadas)
  • Hay que enseñarles a ser críticos en el manejo de la información (eso incluye moverse por redes sociales e internet).

No sé cuánto de verdad hay en estas reflexiones, pero es lo que he observado en este tiempo. Sin embargo, hay muchas cosas buenas que se pueden resumir en una frase compuesta: nos hemos divertido muchísimo y hemos aprendido por el camino. ¿Se puede pedir más?

 El broche final de nuestra aventura con el Ministerio del Tiempo fue el Festival de Fantasía de Fuenlabrada. Allí viví uno de los momentos más interesantes de mi vida y, sin duda, el mejor de este año de cambio: disfruté de una hora y media de charla con Javier Olivares y Desiré Bressend. Me encantó conversar de tú a tú con una persona tan humilde y tan preparada como él, contando con el apoyo de esa maravillosa maestra de ceremonias. Gracias a los responsables del festival por permitirme vivir esta experiencia.

Sin embargo, mucha gente ha hecho posible que este proyecto tomara cuerpo: mi mujer la primera y más importante. Josema Beza, que siempre está disponible para estos sarados; Marta, siempre dispuesta a ayudar; Michelle, siempre dispuesta a trabajar por los alumnos; Berta y Carmen, por sus ánimos y apoyo; Jesús B. Vilches que se ha volcado, Abel Murillo y María José que pensaron en mí para el para el #FFFIV…

Y, sobre todo, y lo más importante, todos y cada uno de mis alumnos y a sus familias.

Gracias. Mil gracias. He aprendido horrores con vosotros este año.

Sé que me dejo a gente y cosas en el tintero, espero que me disculpen. En mi corazón estáis todos vosotros.

Me despido con una promesa: el año que viene, más y mejor.