Etiquetas

, , ,

 

El Libro de las Alianzas

 

El Libro de las Alianzas

Lo primero que tengo que decir de este, el cuarto volumen de la saga La Flor de Jade, es que es distinto, diferente.

Cuando comencé la lectura, estaba deseando conocer como avanzaban los acontecimientos de la magnífica ópera épica que era el anterior capítulo: El Libro de los Herederos. He de confesar que no fue lo que yo esperaba… afortunadamente. No noté nada especial en las primeras páginas, más allá de la calidad literaria a la que nos tiene acostumbrado el autor y a que las tramas seguían por donde las habíamos dejado y eso me llenaba de gozo; información nueva y jugosa al fin y al cabo.

Sin embargo, cuando quise darme cuenta, la novela dejó de ser literatura de fantasía épica, para convertirse -por primera vez en toda la saga- en un libro principalmente de personajes. En realidad, de mucho más que personajes. Me explicaré. Por primera vez en mi vida (puede que se deba a que tampoco he vivido ni leído demasiado), los personajes perdieron esa dimensión para transformarse en “almas” -aceptemos el convencionalismo, como diría uno de sus personajes- tan reales o más que uno mismo. Me quedo sin palabras para expresar lo que esta novela me ha hecho sentir. Los personajes, la historia, el género, el estilo… TODO trasciende para convertirse en mucho más de lo que nominalmente es. Estos cientos de páginas superan lo meramente literario para esbozar una concepción del Universo que encierra mucho más que lo que podría mostrarnos una simple cosmogonía.

El Libro de las Alianzas pondrá todo patas arriba. No es que de una vuelta de tuerca al universo fantástico, no. Es que -lo digo desde mi ignorancia- da una dimensión mucho más profunda y real de una historia que va camino de tornar su hache inicial en mayúscula.

Puede que intentando explicaros lo que me han transmitido las letras de Jesús B. Vilches, sólo haya conseguido confundir al hipotético lector de esta entrega. Pero, tanto si lo he hecho como si no, os recomiendo encarecidamente la lectura de esta saga, pues al llegar hasta aquí os veréis recompensados. Solo puedo soñar con lo que pasará en el próximo y definitivo libro.

¡Enhorabuena, Jesús!

Valoración: Excepcional.

P.D. Mención aparte tiene la portada de Charro. Pero para eso no necesitáis que yo os diga nada: os basta con contemplarla.