Etiquetas

, , , , ,

No todo iba a ser Ministerio del Tiempo, aunque casi.

En la asignatura de Valores Cívicos (para aquellos alumnos que no quieren dar religión), estoy llevando a cabo una partida de rol. En el primer trimestre seguimos el libro de texto, en el segundo me inventé un entorno para jugar con ellos a rol, y en el tercero estamos jugando a este magnífico juego de Nosolorol: Magissa.

Los alumn@s se lo están pasando genial (yo también), y con esta aventura, están aprendiendo a trabajar en grupo (cuesta mucho), a sentir y a ponerse en el lugar del otro. También surgen problemas y no es fácil manejar a siete alumnos. Pero lo bueno supera a lo malo.

No sé si el tiempo me lo permitirá, pero intentaré ir subiendo pequeños retazos de las historias que surgen tras las sesiones. En esta ocasión, os presento a uno de los personajes: Torian, el fauno. Está magníficamente interpretado por Olga.

Espero que os guste.

Magissa. Una historia de amigos.

faunamagissa

Fauno. Por Virginia Berrocal

I. Torian, el fauno.

El joven fauno se plantó frente al cartel, sorprendido. En un árbol en mitad del Bosque Tranquilo nada menos. Era, cuanto menos, poco frecuente. Se acercó al pergamino, con el sonido de sus pezuñas amortiguado por la sotobosque.

“Certamen de lucha en la Villa de Narán. Participa y gana un gran premio. Mañana”.

El anuncio tampoco era frecuente pero, teniendo en cuenta que había pasado por allí pocas horas antes, mañana debía de significar justo eso: mañana.

Torian era un joven fauno, casi un niño. Sin embargo, desde que un par de años atrás se desatará la Maldición del Desvanecimiento, era uno de los mayores de entre su pueblo. Aquello trajo gran pesar a la comunidad feérica: todos los padres y madres de la región desaparecieron mágicamente, y nunca más se supo…

Comenzó a moverse a través del bosque, tendría que avisar a su amigo Honchao, tal vez mereciera la pena echar un vistazo en Narán.