Etiquetas

, ,

David Velasco

Los Manuscritos de Neithel II por David Velasco

Título: Los manuscritos de Neithel. Vol. 2. El reino de las cien lunas.
Autor: David Velasco
ISBN: 978-84-92826-00-1
Formato: Rústica con solapas 21,6 x 15 cm – 320 Págs.
Precio: 19,00 €

Sinopsis:

La sombra de Krénator se extiende sobre las Tierras de Úrowen, pues bajo el yugo del hechicero, el ahora llamado ‘Reino de las Cien Lunas’ le ha declarado la guerra al resto de pueblos libres, desvelando así sus verdaderas intenciones: invocar a Zorbrak y conquistar todo el continente. La misión de Eithelsil no puede ser más arriesgada, pues junto a varios de sus compañeros, la joven deberá internarse en el corazón de los dominios del brujo, donde tendrá que enfrentarse con su destino. Todo ello mientras en el Reino de Flìtzgar se desata la lucha más terrible que nadie puede recordar, en una contienda marcada por la sangre, el sudor y las lágrimas…

Opinión Personal.

Igual que dije que el primer volumen de la saga no me llegó, he de decir que éste lo ha hecho desde el primer momento. Una historia trepidante, coherente y llena de sorpresas. Si tuviera que definir al autor de esta obra con una palabra utilizaría -entre muchos otros adjetivos positivos- sorpresivo. Nadie puede decir: ¡Bah! Me salto estas dos últimas líneas, total, si ya sé lo que va a pasar… Nadie puede, porque esas dos últimas líneas pueden cambiar totalmente el curso de la historia.

Ya dije en la primera reseña que David escribe muy bien, con un estilo más que correcto, pero es que ahora -como él mismo me dijo-, que el primer volumen ha asentado todos los datos “logísticos” de Urowen, la historia avanza sin impedimentos hasta un final que no es más que el principio de la siguiente historia. Tensión narrativa, interés en todos los frentes, una muy buena batalla y personajes cada vez más interesantes.

Nos encontramos con viejos conocidos como los hermanos Jur, Daltar, Kalendar y compañía y descubrimos nuevos como el magnífico Dragón Rojo que se ha ganado toda mi simpatía. En fin, miles de detalles que hacen de esta obra una maravilla para la lectura.

No quería terminar esta reseña sin añadir un pequeño comentario. Odio a Azer desde la primera línea -ya apareció en el primer volumen-, y las páginas escritas me han dado la razón: ¡Es una mala víbora!

Valoración: Sobresaliente